LAS BONDADES DEL VALLE DE HUANTA
FERTILIDAD DEL SUELO:
hhhhh.jpg huanta_valleflora.jpg
La fertilidad del suelo son aquellas aptitudes de orden físico, químico, biológico inherente a un suelo, necesaria para que pueda desarrollarse normalmente un vegetal, potenciadas con una climatología favorable que le permita una buena producción, en la provincia de Huanta se cuenta con suelos ricos en nutrientes que cumple su función de medio de cultivo suministrando a las plantas una base estable de sostenimiento aportando los nutrientes esenciales, soporte mecánico, el agua, el aire una atmósfera apropiada para el sistema radicular, todo lo cual en forma conjunta condiciona el desarrollo de la vegetación natural y de las plantas cultivadas. Huanta cuenta con una variedad de pisos ecológicos y microclimas con distinta vocación productiva; por ello la agricultura del valle presenta grandes posibilidades para su diversificación de los cultivos de acuerdo a la fertilidad del suelo, especialmente la fruticultura. Según la clasificación del Dr. Javier Pulgar, los picos ecológicos identificados son:

© QUECHUA: De 2,600 – 3,500 m. s. n. m. constituido por zonas bajas, la denominada zona valle con altitudes de 2,200 – 2,600 m. s. n. m. en la que nos permite la producción de hortalizas (Chihua – Cangari) y frutales al igual que maíz, trigo, cebada, frijoles y forrajes (alfalfa); en la parte superior de 2,700 – 3,500 m. s. n. m. se cuenta con suelos adecuados para cultivos como frutales (durazno, manzano, membrillo), arveja, haba, maíz, papa y crianza de ganado.
alfa.jpg cebada.jpg manzano.jpg papa.jpg
© SUNI O JALCA: De 3,500 – 4,000 m. s. n. m. se caracteriza por tener un clima templado frio y seco, donde se cultiva maíz, cebada, trigo, papa, arvejas, habas, quinua y crianza de animales mayores y menores.

© PUNA: De 4000 – 4,500 m. S. N. M. Se caracteriza por tener un clima frio, seco y muy húmedo en los periodos de lluvia. Desde sus lagunas y manantiales se originan las principales fuentes de agua. También se cultiva papa y otras especies como mashua, oca, olluco y el pastoreo de animales como: vacunos, ovinos y algunos camélidos.
arvejas.jpghabas.jpgquinua.jpgganado.jpgcamelidos.jpg

CLIMA:

huanta01.jpg rayo.jpg

La provincia de Huanta presenta un clima variado característico de la región sierra, determinado por la variación altitudinal y por la heterogeneidad de su topografía. La característica principal es la disminución de la temperatura con la altitud, la intensa radiación solar y la dificultad para conservar el calor por la baja humedad atmosférica, que determina a su vez, los cambios drásticos de temperatura entre el sol y la sombra, variaciones que obedecen además a la geografía accidentada, a los vientos, nubosidades, cambios de estaciones y a la lejanía del mar.
La otra característica principal es la marcada diferencia entre la estación húmeda y la estación seca. La estación húmeda lluviosa se presenta de noviembre a marzo, aunque las lluvias aparecen con menor intensidad desde setiembre y desaparecen en abril. La estación seca se produce en los meses de mayo a agosto que son los de mayor insolación.
La precipitación promedio anual es de 400 – 500 m. s. n. m. en tanto que la temperatura promedio es de 16.4°C, la mínima es de 2.2°C y la temperatura máxima de 28.6°C con ciertas variaciones, la humedad relativa en el valle de Huanta varia de 44 a 66%, produciéndose un índice mayor en la temperatura lluviosa, entre diciembre a marzo. También como producto de las excesivas lluvias se presenta la erosión que ha llegado a niveles tan graves como la formación de surcos y cárcabas, siendo necesario en estos lugares realizar trabajos urgentes de conservación de suelos y una reforestación agresiva.